Por: Monserrat Trujillo

¡Las doce y el sereno!
Durante la época de la Colonia, muchas de las calles del centro de la capital oaxaqueña eran pintorescos caminos adoquinados que serpenteaban entre sí. En los tiempos en que la corriente eléctrica no había sido instalada en la ciudad, rondaban “Los Serenos”; personas que patrullaban las calles portando un farol y que anunciaban en la quietud de la oscuridad las horas y mantenían vigilados los barrios de la población.
¡Las doce y el sereno!
En un poblado llamado Santa Cruz Xoxocotlán, muy cerca del centro de la capital oaxaqueña, una mujer con rebozo y canasto en mano a salido de su casa, pronto otras mujeres se le han incorporado a la caminata, toda la población las mira todas las noches andar por aquellas calles frías y solitarias que con la luz de la luna ensombrecen y acompañan la poca luz de sus faroles.
Unos días antes el fraile Domingo de Santa María les había hecho la invitación a todos los habitantes para construir en su pueblo un templo católico, muchos de asistentes deseosos de participar de las tradiciones y creencias religiosas aceptaron realizar jornadas nocturnas para poder levantar aquel templo.
En la participación de los nativos, las mujeres preparaban unos ricos tamales de frijol y atole endulzado con panela y todos los días a la llegada de la gran luna, los habitantes solían reunirse en un encuentro amenamente cultural y de convivencia, que cada noche incitaba al trueque y en donde los protagonistas de cada escena eran las afamadas “brujas”, que no eran más que lámparas hechas con velas y cuya flama era protegida por cucuruchos de papel.
Desde entonces, al inicio de la cuaresma, iluminando la plaza con la luz resplandeciente de las velas, Xoxocotlán se viste de gala, haciendo participe de su festejo a los pobladores que con sus cucuruchos de colores y canastos repletos de tamales, llevan a la plaza principal para el deleite de los asistentes.
Hoy en día podemos disfrutar del sabroso sazón de las xoxocoteñas en los tamales de frijol, rajas, chepil, dulce, mole, siendo la especialidad de la casa el tamal de chichilo.
Oaxaca, tierra de cultura y tradiciones, donde la danza, la música y la gastronomía, lo vives en los afamados… Martes de Brujas.

Les dejamos el programa para que chequen que es lo que habrá en este y los siguientes Martes de Brujas en Xoxo.

 

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta