«Había llegado a ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes dadas por las Bellas Artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de Santa Croce, me latía el corazón, sentía aquello que en Berlín denominan nervios, la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo a caerme».

Henri-Marie Beyle “Stendhal”

Por: Mtro. Juan Antonio Gómez Cárdenas

gomcard@yahoo.com

 

SÍNDROME DE STENDHAL O SÍNDROME DE FLORENCIA

En el año de 1817, un conocido escritor francés llamado Henri-Marie Beyle, cuyo seudónimo era Stendhal[1], viajaba por Italia recogiendo información para su próximo libro, durante su escala en la ciudad de Florencia, la cuna del Renacimiento y sin duda una de las ciudades más extraordinarias del Viejo Mundo, se interesó por visitar una gran cantidad de museos, iglesias, admirar innumerables esculturas, fachadas, cúpulas, frescos y demás maravillas del arte que abundan por toda la ciudad.

Extasiado ante tanta belleza, su corazón se aceleró, sudores fríos comenzaron a recorrer su cuerpo y una repentina sensación de angustia acompañada de vértigos lo obligó a sentarse de manera inmediata. Acababa de experimentar lo que posteriormente se conocería mundialmente como “Síndrome del viajero”, “Síndrome de Stendhal”[2] e incluso como “Síndrome de Florencia”.

Alguna vez, quizás te has preguntado porqué nos sobrecogemos tanto, se te pone la piel de gallina, suspiras repentinamente o se logra escapar alguna lágrima ante alguna emoción como podría ser por ejemplo, contemplar una obra de teatro de fuerte impacto visual, andar por un museo, caminar por una bella ciudad, admirar algún monumento o deleitarte con alguna melodía.

Estos síntomas, qué no son para nada habituales pero están dentro de lo considerado como “normal”, en ciertas personas particularmente sensibles los llevan a extremos que suelen llegar a afectar su estado de salud de manera puntual, en estos casos, estaríamos en presencia del llamado síndrome de Stendhal.

En 1996 el reconocido director de cine, Dario Argento escribio y dirigio su obra fílmica “The Stendhal Syndrome”[3] como pretexto y basado en la obra de la Dra. Graziella Magherini, por cierto de origen florentino y con la experiencia clínica de atender muchos de estos casos, esta obra nos va relatando y compartiendo con esa combinación de elegancia y confidencialidad de la buena literatura psiquiátrica.

En su “Diario de Florencía”, el 22 de enero de 1817 Stendhal escribió lo siguiente: “Un monje se acercó a mí. En lugar de la repugnancia, que llega incluso al horror físico, me sentí sintiendo amistad por él. ¡También fray Bartolomeo de San Marco fue monje! Ese gran pintor inventó el claroscuro, se le enseñó a Rafael, y fue el precursor del Correggio. Hablé con ese monje, en quien hallé la amabilidad más perfecta. Le alegró ver a un francés. Le rogué que me abriera la capilla, en el ángulo noroeste, donde se encuentran los frescos del Volterrano. Me condujo hasta allí y me dejó solo. Ahí, sentado en un reclinatorio, con la cabeza apoyada sobre el respaldo para poder mirar el techo, las Sibilas del Volterrano me otorgaron quizá el placer más intenso que haya dado nunca la pintura. Estaba ya en una suerte de éxtasis ante la idea de estar en Florencia y por la cercanía de los grandes hombres cuyas tumbas acababa de ver. Absorto en la contemplación de la belleza sublime, la veía de cerca, la tocaba por así decir. Había alcanzado este punto de emoción en que se encuentran las sensaciones celestes inspiradas por las bellas artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de la Santa Croce, me latía con fuerza el corazón; sentía aquello que en Berlín denominan nervios; la vida se había agotado en mí, andaba con miedo a caerme.”

En estos casos se han dado situaciones  extremas donde han aparecido los trastornos físicos que sufrió el escritor francés, pero también algunos males psíquicos de algo de más gravedad como alucinaciones, sentimientos depresivos o euforia, perturbaciones en la percepción, ataques de ansiedad, etc.

El SÍNDROME DE JERUSALÉN

El síndrome de Jerusalén es una enfermedad psíquica que afecta a un turista o un habitante de Jerusalén. La enfermedad tiene el carácter de psicosis y se exterioriza con signos de delirios: el afectado se identifica completamente con un personaje de la historia sagrada del Antiguo o del Nuevo Testamento y actúa como tal.

Muchos personajes de la Biblia son objeto de una identificación de este tipo, como por ejemplo Moisés o el Rey David, del Antiguo Testamento; o Jesús de Nazaret y Juan el Bautista del Nuevo Testamento. Habitualmente los hombres emulan a personajes masculinos de la Biblia y las mujeres, a personajes femeninos. La confesión religiosa también es importante, puesto que los judíos imitan a personajes del Antiguo Testamento, y los cristianos suelen imitar a los del Nuevo, no se tienen registrados casos entre musulmanes. La identificación suele estar acompañada de prédicas públicas y plegarias con enfermos, muchos de los afectados se sienten conmovidos, acostumbran a pasear sobre las calles vestidos con túnicas o sábanas, o en su caso cargando alguna cruz.

SÍNDROME DE PARÍS

El llamado síndrome de París[4] o conocido como Shokogun es un un caso muy polémico que ha tenido funestas consecuencias, es un trastorno que afecta particularmente al turismo asiático, específicamente el japonés quienes resultan ser muy susceptibles al visitar la ciudad Luz, los nipones que lo presentan, padecen síntomas como una aguda desilusión, alucinaciones, sentimientos de persecución, ser victima de alguna hostilidad o agresión, desrealización, personalización, ansiedad y manifestaciones psicosomáticas tales como mareos, taquicardia, aumento de la sudoración y otros síntomas muy similares a los anteriores.

La popularidad de París en la cultura del sol naciente tiene posicionada una notable imagen idealizada de la capital francesa en los medios de comunicación como la publicidad en  revistas, o filmes como el de Amelié[5] o París te amo[6], que representan a París como un lugar donde hay muchos cafés, museos, convivencia y amabilidad, amor, espíritu literario, moda, la mayoría de las personas en la calle son atractivas como los modelos y se visten con ropa de alta costura, para posteriormente en su realidad, enfrentar a una contradicción que los decepciona.

En el año 1986 el Doctor Hiroaki Ota, psiquiatra japonés quién vivía y trabajaba en Francia se acreditó como la primera persona que diagnosticó esta condición, posterior a él otros investigadores y psiquiatras se han interesado por el tema, ya que hay casos extremos de turistas que han cometido suicidio al presentar este síndrome.

¿SÍNDROME DEL MIGRANTE?

Con todos los comportamientos anteriormente analizados, y atreviendome a describir lo que en Oaxaca ocurre en ese momento mágico en el que se anuncia la presentación del jarabe mixteco[7], dentro de la máxima fiesta de los oaxaqueños que es la Guelaguetza (La fiesta multiétnica más importante de América), comienza a escucharse la banda con las notas inmortalizadas por José López Alavez, y un profundo sentimiento de pertenencia conmueve y convoca a todos los asistentes locales y nacionales a cantar al unísono, con el alma y con su mano a mover el sombrero que los cubre del sol, algunos comentan que se les pone “chinita” la piel, que se les hace un “nudo en la garganta” o les “entra una basurita en el ojo” porque existe una plena identificación de esta melodía más allá de nuestras fronteras con nuestros hermanos migrantes o con quienes se han aventurado en esta odisea que los hace recordar su experiencia de vida en otras tierras.

 

[1] Escritor francés del siglo XIX, cuyo seudónimo fue Stendhal;(Grenoble 23 enero 1783 – París 23 de marzo 1842).

[2] Magherini, Graziella. (1990) El síndrome de Stendhal. El malestar del viajero frente a la grandeza del arte.Espasa Calpe.

[3] Argento, Dario. (1996) The Stendhal Syndrome.[Archivo de video] recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=ixFK2ePyIKM

[4] Corbin, Juan (2017) Síndrome de París: el extraño trastorno que sufren algunos turistas japoneses [Texto] Obtenido de https://psicologiaymente.net/clinica/sindrome-de-paris

[5] Jeunet, Jean (2001) Amelie [Archivo de video] Obtenido de www.youtube.com/watch?v=aCHYBEHYQ5Y

[6] Depardieu &varios (2006) París te amo [Archivo de video] Obtenido de www.youtube.com/watch?v=pcbTa8Kw7is

[7] Vive Oaxaca (25 de julio, 2017, 10am) Guelaguetza 2016: Huajuapan de León – Jarabe Mixteco [Archivo de video] Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=VKUwgrnaVyE

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta