Vázquez Villalobos

En 2001, durante la administración de Vicente Fox, estando al frente de la Secretaría de Turismo Leticia Navarro, el entonces subsecretario y hoy consultor independiente, Eduardo Barroso, creó e impulsó un programa de fomento al turismo al que se denominó “Pueblos Mágicos”, concebido como un esquema de fomento al desarrollo y la promoción de localidades de México con vocación turística, que en medio de la modernidad conservaran características singulares como costumbres y tradiciones de gran arraigo, un bagaje histórico y cultural significativo, un patrimonio arquitectónico armonioso y atractivo, una gastronomía distintiva; elementos, en fin, que convocaran una atmósfera de tranquila y disfrutable cotidianidad, en un entorno alejado del concepto de los destinos turísticos comunes.

En principio, los requisitos establecidos para el ingreso al programa eran estrictos, en virtud del acceso a recursos financieros estatales y federales por parte de las localidades que resultaban elegidas, además de incentivos como obras de rescate de imagen urbana, remozamiento de calles y fachadas, instalación subterránea de redes eléctricas y telefónicas, así como apoyo en capacitación, desarrollo de productos turísticos, comercialización y promoción, entre otros.

Debido a ello, hasta 2009, siendo secretario de turismo Rodolfo Elizondo, ya bajo el gobierno de Felipe Calderón, sólo habían sido aprobados 32 Pueblos Mágicos. Sin embargo, al tomar Gloria Guevara el cargo como titular de turismo, entre 2010 y 2012 se entregaron 51 nombramientos, por lo cual al término de la administración calderonista el programa contaba ya con 83 Pueblos Mágicos.

En este contexto, Capulálpam de Méndez, nombrado en 2008, fue el primero de los Pueblos Mágicos de Oaxaca, recibiendo el apoyo y acompañamiento de los gobiernos estatal y federal, principalmente a través de los convenios de desarrollo turístico que anualmente celebra el estado con la federación, lo cual incidió de manera importante en el crecimiento que esta comunidad de la Sierra Norte ha mostrado hasta hoy, cuando puede considerarse un producto aún perfectible pero evidentemente en buen rumbo hacia su consolidación como destino turístico.

Ahora bien, al iniciarse la presente administración federal, Claudia Ruiz Massieu, hoy extitular de SECTUR, decidió detener temporalmente la aplicación del programa para evaluarlo y realizar ajustes para optimizar los beneficios del programa. El estudio resultante —realizado precisamente por Eduardo Barroso y próximo a darse a conocer en su totalidad— señaló que muchas localidades fueron aceptadas sin ser aptas, y puntualizó la necesidad de revisar a 26 de ellas, “…para que profundicen su trabajo y puedan mantener su nombramiento de Pueblo Mágico”.

No obstante, los nuevos lineamientos para la obtención del nombramiento, emitidos en 2015, resultaron ser criterios y trámites que permiten justificar con relativa facilidad una designación como Pueblo Mágico. De este modo, en ese mismo año, fueron aceptadas otras 28 localidades, cuatro de ellas en Oaxaca: San Pedro y San Pablo Teposcolula, El Mazunte, San Pablo Villa de Mitla y Huautla de Jiménez.

Sin embargo, las nuevas reglas determinan también que dicho nombramiento puede perderse si no se cumplen los criterios establecidos. En el caso de Oaxaca, que pese a sus riquezas históricamente ha sido de los estados menos favorecidos económicamente, esto representa una gran contradicción en términos del apoyo y beneficios reales que el programa brinda: por un lado, a partir de premisas —casi promesas— de desarrollo turístico (por ende, económico y social), se promueve la entrada al programa a comunidades que poseen características específicas que las hacen candidatas a pertenecer a esa élite turística.

Pero por el otro lado, si a pesar de ser elegida, al cabo de un año esa localidad —o sus autoridades municipales o estatales— no realiza las inversiones que se requieren para lograr los objetivos que las hagan permanecer en el programa, esas características de pronto pierden su validez inicial, y la localidad deja de ser un Pueblo Mágico con mayúsculas, aunque, de acuerdo con la evaluación oficial, antes de su nombramiento ya era un pueblo mágico, por lo menos con minúsculas.

Más aún, en las condiciones actuales, se ejerce una gran presión sobre los municipios y los estados en el tema del apoyo financiero, pues el acompañamiento y apoyos previstos no se efectúan y, en un aberrante círculo vicioso, las comunidades que deseaban pertenecer al programa para recibir apoyos son prácticamente amenazadas con la pérdida del nombramiento si no llevan a cabo las acciones de desarrollo turístico para las que, en primer lugar, solicitaban dicho apoyo.

Dadas tales circunstancias, son las autoridades estatales sobre quienes recae la gran responsabilidad de apoyar financiera y logísticamente a sus Pueblos Mágicos. Particularmente en Oaxaca, esto constituye un gran reto que es necesario abordar de manera coherente a partir de un análisis de las fortalezas y potencialidades de esas comunidades, para conciliar las altas expectativas que el nombramiento genera, y sobre todo para fomentar acciones que garanticen efectivamente el desarrollo y consolidación de nuestros Pueblos Mágicos como productos competitivos en los principales mercados de turismo.

Pese a todo, una de las grandes dudas que aún subsisten se refiere a la posición real del titular de la Secretaría de Turismo federal ante el tema, pues recientemente, en absoluta oposición a lo que marcan la lógica y las necesidades tanto de las localidades como del propio programa, anunció su objetivo de alcanzar un total de 124 Pueblos Mágicos (!). Para lograr este objetivo sin afectar a los pueblos ya reconocidos tal vez piense hacer uso, precisamente, de la magia.

En este contexto, la pregunta obvia es si, soslayando la gravedad de la situación y planteamientos como los arriba expuestos, el titular del turismo nacional está moviendo sus piezas en el tablero político para obtener una posición ventajosa de cara al próximo escenario de elecciones presidenciales. Desafortunadamente, todo parece indicar que sí.

vazquez.villalobos@outlook.com

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta