Por: Manuel Alarzón Aragón / Autor del libro inédito “Chupa tu mango y no llores…”

En 1521, las huestes españolas al mando de Francisco de Orozco se dieron a la tarea de fundar la villa de Antequera. Una de las principales obligaciones de los colonizadores era implantar la religión católica, así que lo primero que hicieron fue la construcción de templos.

El primer templo que se erigió fue el dedicado a San Juan de Dios. San Juan de Dios fue un personaje que vivió en el siglo XV en España y dedicó su vida a obras de caridad, posteriormente fundó la orden de los Hermanos Hospitalarios cuya misión principal fue socorrer a los enfermos.

En Oaxaca el templo de San Juan de Dios reviste una singular importancia, porque amén de haber sido el primero, guarda en el interior de su sencilla construcción, valiosísimas pinturas al óleo que registran, unas, la secuencia en orden cronológico de los obispos que han ocupado ese cargo en la arquidiócesis de Antequera y otros la celebración de la primera misa en suelo oaxaqueño, el bautizo de Cosijoeza último Señor de los zapotecas, la aparición de la cruz en Huatulco y el relato de los sucesos de Cajonos donde fueron sacrificados los fiscales Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles. Además en su interior, encontramos una serie de imágenes religiosas de meritoria talla y ferviente culto como San Juan de Dios, la Medalla Milagrosa, el Señor de las Misericordias,

San Benito de Palermo (a cuya creencia la gente de antaño decía que cuando deseaba que alguien dejara de sufrir, lo medían con un listón negro si era adulto o blanco si niño y lo colocaban en las manos de esta imagen para que tuviera “buena y pronta muerte”); sobresalía a estas imágenes la de San Rafael Arcángel y su fiel compañero Santo Tobías, santo relacionado con la cura de enfermedades de la vista y además patrono de los pirotécnicos, -antiguamente nombrados cueteros-, se hace la referencia de que en el barrio de San Juan de Dios o de la China, abundaban los talleres de cohetería donde estos artesanos elaboraban: cohetes, cohetones, buscapiés, ruedas locas y ruedas catarinas, cascadas de oro y plata, toritos, guajolotes, enanos y por supuesto castillos.

Los castillos son las piezas más grandes de los fuegos artificiales y reúnen la ciencia y paciencia de los coheteros, son torres de aproximadamente doce metros de altura con armazón de carrizo tramadas alrededor de un palo alto que le sirve como apoyo y sostén.

Generalmente un castillo consta de cuatro etapas, en la primera se van quemando de abajo hacia arriba las ruedas laterales, una a una, después hay un incendio de varias ruedas con múltiples y coloridas figuras, luego con atronador sonido hay una quema total que incluye una lluvia de oro a los costados misma que termina con sonoros cohetazos, por último se incendia la parte superior del castillo donde casi siempre hay una imagen del santo agasajado con una leyenda alusiva, y al final, en la cúspide se incendia y gira una “coronita” que se eleva a las alturas dejando tras de sí una estela de plata.

Se cita lo anterior por estar relacionado con la festividad de San Rafael Arcángel, marcada en el calendario cristiano el 24 de octubre. Ese día después de todos los actos de rigor a que obligaba el culto, por la noche frente al humilde templo de San Juan de Dios, se congregaban los cueteros, llevando cada cual un castillito de alrededor de cuatro metros, el cual a más de ser obsequiado al Santo patrono, tenía que ser elaborado con mucha dedicación, arte e ingenio puesto que iba a ser quemado delante de la competencia, luego se alineaban los castillitos y se iban quemando uno a uno, entre chiflidos de algarabía unos y en son de burla otros. Por aquello de la sentencia popular que reza: “A mí me pasa lo que al cuetero, si lo hago mal me chiflan y si lo hago bien también”

Así en una noche se quemaban en secuencia, de ocho a diez castillitos en honor de San Rafailito.

 

 

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta