Por: Redacción

La historia de la Princesa Donají, es parte del folcklor y la narrativa oaxaqueña. Anclada en el corazón y la raíz de nuestra tierra, la Princesa zapoteca ha traspasado fronteras y ha logrado vencer el tiempo y el espacio para convertirse en un pilar de nuestra identidad.

A propósito del 35 aniversario de la puesta en escena de “Donají, la leyenda”, conversamos con Antonio Olvera, Asistente de Dirección de esta obra que ha dedicado los últimos 17 años de su vida a hacer de los domingos anteriores a los Lunes del Cerro, un día lleno de magia y color.

A “Toño”, como suelen llamarlo sus amigos y compañeros, le cambia la cara cuando habla de Donají, su rostro se convierte en una mezcla de orgullo y alegría; nos cuenta que cada año decenas de jóvenes llegan a la Rotonda de la Azucena para formar parte del ballet que interpreta y da vida a la leyenda de la Princesa. No es difícil ser parte de este grupo, saber bailar no es requisito, pero hace falta mucha pasión, voluntad y disciplina para llegar al gran día.

Durante los dos primeros meses de ensayos, las y los jóvenes reciben clases de estiramiento y expresión corporal; posteriormente los Maestros Edgar y Pedro se encargan de enseñarles los pasos que habrán de utilizar durante la obra y finalmente, Fernando Rosales el Director de la puesta en escena y Antonio, son los encargados de montar la coreografía y armar el programa. Para entonces han pasado ya seis meses de trabajo, sudor y mucho aprendizaje, los cuales rendirán fruto cuando al llamado del caracol los 87 integrantes del ballet salgan al escenario para deleitar a propios y extraños.

“Donají, la leyenda”, es un espectáculo basado en el texto de Gustavo Pérez Guerrero, historia que presenta a la Princesa como una heroína el pueblo zapoteco y que se ha transformado en un referente de las fiestas de la Guelaguetza.

Antonio nos cuenta que la cultura evoluciona a la par de los pueblos y el paso del tiempo; es por ello que al pasar de los años el espectáculo se ha transformado, desde la composición del vestuario hasta las luces y la escenografía, los pequeños cambios han contribuido a que “Donají” se mantenga vigente y en el gusto de quienes asisten a deleitarse con la historia de “Alma grande”.

Si quieren disfrutar de “Donají, la leyenda”, les recomendamos ubicarse en la parte media y alta del auditorio, ya que desde ahí podrán apreciar mejor las coreografías.

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta