Por: Salvador Hernández Mendoza

El fin de semana decidimos emprender una salida exprés, nos fuimos de ruta por Oaxaca y esta vez el destino fue Hierve el Agua, un lugar realmente único en México y en Oaxaca, de hecho, sólo hay dos cascadas de este tipo en el mundo: en Pamukkale Turquía y en Oaxaca, México.

Nos organizamos varios amigos para disfrutar esta aventura, antes de salir realizamos el ritual que todos deben de hacer cuando decidan irse de viaje: cargar gasolina, revisar el aceite y el agua, revisar los frenos y el aire de las llantas. Porque antes de la diversión está primero la responsabilidad.

Hicimos aproximadamente una hora con 45 minutos, ya que hicimos paradas técnicas para tomar fotos, para comprar “municiones”, en fin. El camino está en muy buenas condiciones, nos dimos cuenta que después de Mitla ya hay una caseta de cobro –eso indica que tiene mucho tiempo que no íbamos-. Después del viajecito, llegamos al municipio de San Lorenzo Albarradas que cobra $10.00 por persona.

Continuamos el viaje y al llegar a San Isidro Roaguía, la agencia donde se encuentra Hierve el Agua, la entrada son otros $40.00 por persona.

El lugar es muy tranquilo, hay muchos puestos donde venden comida, fruta, micheladas, aguas de sabor, artesanías y productos de la región. Es recomendable que coman algo antes de salir o al llegar al lugar o mejor aún, llevar algo de comer a la parte de abajo, ya que la subida para ir a traer alimento es un poco difícil para los que no están acostumbrados.

Bajas por un camino empedrado hasta llegar a donde están las famosas albercas naturales, sí, esas que salen en las fotos y en los videos. Llegando, podrás darte cuenta porque lo bautizaron con ese nombre, un fenómeno natural que se debe a la salida de los gases de la tierra y al escurrimiento de agua carbonatada, durante miles de años, lo cual da un efecto de efervescencia.

Hierve el agua es literalmente un oasis, ya que este atractivo natural se encuentra en medio de una Sierra Árida y por la misma razón, está rodeada por montañas. El agua está a temperatura ambiente, es necesario decirlo porque muchos piensan que son aguas termales y pues no, está ligeramente arriba de la temperatura ambiente.

En fin, decidimos hacer el recorrido para poder ver las cascadas desde la parte de abajo, sin duda vale la pena la caminata, ya que, se pueden observar a ambas cascadas desde varios ángulos. Al llegar, se puede ver como las gotas caen constantemente y continúa su camino, ya que el escurrimiento nunca se detiene.

Si decides continuar la caminata debes saber que no hay sombra, por lo que te recomendamos llevar una gorra o sombrero, bloqueador, agua, calzado cómodo, ropa de algodón y mucha paciencia para realizar todo el recorrido, no es muy largo, pero de repente está pesado por las subidas, así que échenle ganas.

Al llegar a la parte de arriba, recomendamos refrescarse con un chapuzón en las pozas naturales, las cuales dan un efecto de voladero, parecería que estás nadando a la orilla de una roca que da a un acantilado. Algo que es muy importante si llevan niños, es no dejarlos solos ni dejar que se acerquen demasiado a las orillas, porque en algún descuido pueden resbalar, es mejor prevenir cualquier accidente.

Al terminar de nadar, puedes enjuagarte en las regaderas de los baños que se encuentran en el lugar, cambiarse y retornar a tu punto de partida. El transporte, según personas del lugar, deja de pasar a las 18:00hrs, por lo cual te recomendamos salir antes si es que no llevas auto particular.

Geo, Monse, Javier, Raúl y yo, decidimos quedarnos más tiempo para poder seguir recabando imágenes para poder mostrarle a todos ustedes la belleza de este hermoso atractivo natural, por lo que nos regresamos en las camionetas que salen del lugar, cobran $50.00 por persona de Hierve el Agua a Mitla y se van por otro camino, no es el mismo por el que llegamos, nos fuimos por terracería y normalmente es pura subida.

Creo que llevábamos como 15 minutos de camino cuando el chofer no pudo controlar la camioneta en una parte de la subida, un señor se bajó rápidamente a colocar piedras en las llantas para que no avanzara, realmente fue peligroso, afortunadamente no pasó a mayores. Los rusos que iban con nosotros en la parte de atrás nos platicaban que estaba bonito, pero que estaba un poco descuidado. Aquí una opinión del turismo internacional que deberían de considerar.

Al llegar a Mitla, inmediatamente abordamos el autobús a Tlacolula, aquí comimos y Geo compró unas “conchitas amarillas” para posteriormente degustarlos con leche en la merienda.

Debo confesar que nos divertimos mucho, el equipo que está conformado por chicas y chicos talentosos hacen el viaje muy ameno, les gusta su trabajo, están medios locos porque todo lo que decían daba risa, pero a la hora de trabajar… también. Rodearse de personas que aman lo que hacen, es un energizante natural que le da sentido a la vida.

Sin duda, espero que este sea uno de muchos viajes que emprendamos juntos, porque queremos mostrar lo bello que tiene Oaxaca, lo que realmente vale la pena conocer, de eso se trata.

No olvides seguirnos en las redes sociales, búscanos en Facebook como Oaxaca Nuestro y en Twitter como @OaxacaNuestro comparte fotografías con nosotros, presume tus aventuras y lo bello que posee este hermoso estado.

 

 

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta