Fotografía: Voz de guanacaste

“Más de un millón de personas en el mundo y tú sigues sufriendo por el (la) que se fue para nunca más volver.”

Por: Monserrat Trujillo

Y aquí estoy otra vez entre copas y copas de mezcal, oculto entre calles obscuras, en los barrios bajos, en un bar de “mala muerte”. Pareciera como si me encontrara en misa dominical y  frente a  mí estuviese un confesor; cambié las canciones religiosas por unas monedas para la rockola, cambié la sotana por un mandil y ropa cómoda.

Me encuentro ahora escribiéndote estas líneas recargado en la barra de este lugar y es que a pesar de todo aún sigo preguntándome, ¿cómo estás? Espero que muy bien, aún tengo miedo de saber de tu vida, sé que quedaron tantos temas pendientes, viajes, sueños que planeamos mientras caminábamos por el andador, pero te preguntarás seguramente ¿de qué se trata esta carta?

Y es que ha pasado tanto tiempo desde que te dije adiós y desde que decidiste rehacer tu vida con alguien más, pero ahora que el reloj y estos tragos de mezcal se han vuelto a mi favor, me doy cuenta de que nunca tuve la oportunidad de agradecerte por toda aquella felicidad tan inmensa que ahora estoy viviendo.

Este es el consejo que le he pedido a mi amigo el cantinero, aquel oficio antiguo de los barrios bajos y altos de la ciudad, donde concurrían personas de todas las clases sociales, un lugar donde todos los días los asistentes jugaban al cubilete, los dados, las barajas y el dominó.

Sin embargo, las cosas han cambiado en los últimos años y es que poco a poco las cantinas de gran concurrencia se empezaron a convertir en bares donde ya no existe lugar para nuestros cantineros.

Mi nombre es Monserrat y hoy quise celebrar con ustedes uno de los oficios más viejos de nuestra hermosa Antequera, y es que Oaxaca es historia, es recorrer y conocer la ruta del mezcal, las cantinas coloniales que aún quedan en nuestra ciudad; es decir “cantinero sírvame otra copa de mezcal, que quiero brindar en esta noche de luna mientras canto al compás de las guitarras… “Naela vuelve a mí, ya no busques otro sendero, te perdono porque sin tu amor se me parte el corazón”.

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta