“¿Qué es el hombre sin los animales? Si todos los animales se fuesen, el hombre moriría de una gran soledad de espíritu, pues lo que ocurra con los animales en breve ocurrirá a los hombres. Hay una unión en todo.”

Noah Sealth, 1854.

Por: Ernesto Ruiz

En la entrega anterior, comentaba con ustedes acerca de los cada vez más implacables efectos  del cambio climático que afectan a nuestro estado y de las medidas que se están tomando para mitigarlos. Pues bien, en esta me permitiré describirles brevemente lo que los Estados Nacionales y Subnacionales están realizando en pro del medio ambiente para lograr mitigar los efectos del cambio climático.

Considero importante destacar que el referente de cambio climático y sus efectos son conceptos relativamente recientes, pues antes de la década de los 60 existía una escasa conciencia ambiental y se llevaban a cabo sólo algunas iniciativas aisladas en pro de la regulación ambiental; por citar un ejemplo podemos mencionar a la Convención de Londres de 1900, acuerdo frustrado por medio del cual se buscaba proteger la vida silvestre africana, dicha Convención nunca entró en vigor porque no fue firmada por el número mínimo de partes. 33 años después, fue reemplazada por el Convenio de Londres de 1933 que fue aplicado en gran parte del África colonizada con la creación de parques naturales y la protección de especies.

Ha sido la comunidad científica quien ha prendido la alarma en este tema, su voz ha encontrado eco en la clase política internacional, aunque no de manera tan contundente como todos quisiéramos; pero sin duda se han llevado a cabo loables esfuerzos por crear conciencia y emprender acciones en pro de la conservación de la humanidad.

En 1972 se realiza la primera Conferencia de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Medio Ambiente Humano, en donde se debate la problemática del medio ambiente; producto de ella se firma la Declaración de Estocolmo, la cual es el primer documento internacional que reconoce el derecho a un medio ambiente sano. En esta misma Conferencia la Asamblea General de la ONU creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente PNUMA, que es el órgano a cargo de los asuntos ambientales aún en estos días.

La Conferencia de Estocolmo detonó diferentes cambios que en el mundo se empezaron a notar: se formaron los primeros partidos verdes, en algunos gobiernos nacionales se crearon Ministerios de Medio Ambiente y comenzó a desarrollarse una importante cantidad de legislación ambiental local.

La ONU crea en 1983 la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, conocida también como la Comisión Brundtland. Su difícil  labor resultó en el informe “Nuestro Futuro Común” que se dio a conocer en 1987. Es en este informe que se acuña por primera vez el concepto de desarrollo sostenible.

Así consecutivamente, se fueron celebrando más acuerdos internacionales con el propósito de regular las actividades humanas que dañan al medio ambiente: en 1987 se firma el Protocolo de Montreal para combatir el agotamiento de la capa de ozono; en 1992 se lleva a cabo la Cumbre de Río durante la cual dos convenciones fueron presentadas para firma de los países: el Convenio sobre la Diversidad Biológica y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). También se estableció la Declaración de Río, la cual reafirmó la Declaración de Estocolmo y el programa de acción Agenda 21. En 1994 se firma el Acuerdo de Marrakech, en el cual se establece la Organización Mundial del Comercio, primer tratado económico que reconoce las metas de desarrollo sostenible y protección del medio ambiente.

Vale la pena mencionar especialmente a la Convención sobre el Cambio Climático, ya que desde 1995, sus miembros se han reunido cada año en la llamada Conferencia de las Partes (COP). En ese marco, en 1997, se presentó el Protocolo de Kioto que, a pesar de no haber sido exitoso en mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, fue el primer acuerdo internacional en establecer obligaciones jurídicamente vinculantes para los países desarrollados.

En el 2000, 189 países reunidos en Nueva York adoptaron la Declaración del Milenio, misma que fortaleció la importancia del desarrollo sostenible y dos años más tarde, en 2002, se lleva a cabo la Cumbre Mundial de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible, en Johannesburgo, la cual reúne a 190 países, en aquella ocasión adoptaron la Declaración sobre el Desarrollo Sostenible, centrada en el desarrollo y la erradicación de la pobreza con un enfoque jurídico-económico sobre las “asociaciones público-privadas”.

En 2012, la ONU organizó la tercera Conferencia sobre el Desarrollo Sostenible, a la cual acuden 192 Estados miembros, empresas del sector privado, ONG y otras organizaciones. Para 2015, la Asamblea General de la ONU adoptó los Objetivos del Desarrollo Sostenible o conocidos también como Agenda 2030.

Twitter: @JErnestoRuiz

Facebook: Ernesto Ruiz

 

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta