Por: Roberto Vásquez.

Y ahí estaba yo, listo para ver la tercera entrega del universo cinematográfico de DC, ansioso por ver a la belleza de mujer llamada Gal Gadot, quien nos sorprendería en el 2016 en su aparición con los dos íconos más importantes de los comics de la historia; en una película donde el origen de la justicia, daba origen también a “La Trinidad” conformada por Superman, Batman y Wonder Woman.

Era pasada la media noche y después de 15 desesperantes minutos de comerciales antes de la película y un inter del trailer de La Liga de la Justicia que hizo saltar a más de uno en la sala, por fin dio inicio la película más esperada por los fans y que, dirigida por Patty Jenkins, cautivaría a chicos y chicas; y más de uno cambiaría el rol de superhéroe a una superheroína de los comics.

Comenzamos con el nuevo intro de DC Comics, donde pudimos ver a los superhéroes más emblemáticos de DC y, de hecho, a la mayoría de todo su universo. Esto debido a que DC Comics tiene los derechos de cada uno de ellos, no como Marvel, donde sus personajes están vendidos a muchas compañías; lo cual ha generado muchas dudas entre los fans, quienes se preguntan y siguen debatiendo si los X-Men algún día estarán con los Avengers.

Hace poco fuimos testigos de cómo, derivado de la venta que Marvel ha realizado, Spiderman (Sony) fue prestado a Disney para aparecer en Civil War y atraer más público a pesar de su historia. Y es ahora donde Disney devuelve el favor, prestando a IronMan (Disney) a Sony para aparecer en Spiderman HomeComing.

 

 

Volviendo al tema. Por fin comenzaba la película con el golpe más fuerte en la primera escena, donde vemos el emblema de las empresas Wayne, unos hombres bien vestidos, llevando un portafolio a Diana Prince, quien abre el maletín y recibe por parte de Bruce la foto original que vimos en Batman vs Superman, foto que hace sospechar a Bruce Wayne sobre el origen de la misteriosa mujer y lo que la lleva a confiar en ella para unirla a La Liga de la Justicia venidera.

¿Qué sucede con esta película? Sucede que está bien, pero…no tan bien. Vivimos en una sociedad que ya no puede expresar comentarios certeros o crudos porque si no, se es tachado de misógino, racista o cualquier etiqueta transgresora. Hay que ser en extremo políticamente correctos para poder tener la aceptación de los demás, y no, no estoy yendo por otro lado, sino que te habrás dado cuenta que cada vez que escuchas una reseña o crítica en cualquier medio de difusión y califican a esta película como una película excelente porque la dirige una mujer y la frase con que siempre comienzan es: “Patty Jenkis, una mujer que nos da la sorpresa y supo dirigir bien una película de una superheroína”

A partir de esta frase y la oración: “es una mujer que…” quienes califican a la película como buena sólo porque la dirige una mujer, dan un mensaje misógino, donde evidencian su sorpresa que una fémina haya dirigido una película de superhéroes. Y es que no es de sorprenderse o darle el crédito al sexo femenino, ellas pueden hacer eso y más, las mujeres pueden dirigir o escribir comics si quieren y lo hacen de manera magistral, algunas mucho mejor que los hombres, pero lo que no tiene cabida es la sorpresa que señala y subraya al decir con la frase “una mujer dirige” como si vivieran en el siglo XIX y creyeran que las mujeres no deberían o pudieran dirigir.

 

La película está bien hecha, tiene toques de comedia, es ligera, amigable con el público, pero también tiene sus baches de cansancio y escenas innecesarias. Gal Gadot nació para ser la mujer maravilla. Nuestra querida Lynda Carter está en nuestros corazones como la primera Mujer Maravill, pero Gadot impacta con su extrema belleza, se resalta con el traje y la hace una mujer ruda pero inocente, fuerte y dura de vencer, pero frágil y cautivadora, en sí, Gal Gadot impacta en cada escena de batalla y a muchos nos hace suspirar y hasta aguantar la respiración en cada golpe que le dan.

La película dura dos horas y media, pero tenemos una hora de relleno; con escenas que son largas y que bien podrían haberse quitado y no afectaban en nada a la trama. Incluso el villano no es aquel poderoso que nos infunda miedo y al final la historia da un giro de tuerca, donde no imaginabas que el villano principal sería quien menos te lo esperabas, pero su fisionomía, edad o tal vez su poca expresividad de maldad, no llega a convencer del todo.

Tenemos a una Diana tierna, inocente, que está aprendiendo del mundo y que incluso conoce secretos y hasta placeres que solo las amazonas conservan en un libro de artes maritales, si señores, si, es mencionado en la película.

En conclusión, Wonder Woman es un ascenso y ha generado mayor aceptación del público que está cambiando su forma de ver películas de superhéroes. Sin embargo, no es la mejor película del universo cinematográfico. Si la comparamos con una película de origen de este nuevo universo, y con la única de origen que hay hasta ahorita que es Man Of Steel, considero que tiene más acción, más aporte Man Of Steel (Zack Snyder) que las dos posteriores.

 

Sin embargo, es una película que debes disfrutar y gozar en cada escena. Si algo caracteriza a este género, es la increíble fotografía, desarrollo de personajes, música y efectos de sonido que tiene Warner, pero en esta ocasión fallaron un poco en ciertos efectos digitales en donde es muy notorio el uso del green screen y de los personajes creados por computadora. No es mi película favorita de DC Comics, pero sin duda alguna es emblemática como sus predecesoras.

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta