Por Nemesio Mendez.

Repetirles la lista de los ganadores al Oscar a estas alturas del día, después de que seguramente TNT ya repitió la tan comentada ceremonia por lo menos tres veces, seria una pérdida de tecleo. 2017 va a quedar marcado en los Oscar por el resto de la historia, no sólo por el desenlace tan fuera de lo común que se vivió, sino por lo politizados que se veían venir y que al final sí… lo fueron.

Hablar de gustos y disgustos es tonto tratándose de los Premios de Academia, los ilustres miembros siempre han hecho de los más grandes galardones del cine un juego, al menos a mi parecer. En esta entrega brillaba más de una película, los actores y actrices tenían luz propia que provocaron con sus actuaciones deslumbrantes; directores, guionistas, cinematógrafos, vestuaristas, maquillistas… todos los que hacen una película hicieron ya su trabajo. Y como sucede muy menudo, un montón de personas sentadas en cómodas sillas se prepararon para juzgar todos los detalles de las películas. Sin embargo, para el resto del mundo, incluso para su propios compañeros todos son ganadores y como cada año sintonizamos el medio de nuestra preferencia y con morbo vimos lo sucedido en la noche más esperada del cine: Oscar 2017 llegó.

Muchos trofeos políticos hicieron su presencia (no diré para mi cuales fueron, si ustedes no lo ven así no me meteré en líos); otros más se vieron como simples cuotas para estudios mayores, hubo como siempre las grandes desilusiones (para mí llegaron antes con los grandes ignorados) y los que sobraron fueron repartidos de la manera más equitativamente posible dentro de las películas con mayores nominaciones, en los categorías mayores eso se pudo ver de manera muy notoria. Pero no quiero que me mal interpreten con lo que menciono no quiero dar a entender que nadie se merecía el premio; todos por su gran trabajo se merecían esos y muchos premios más, incluso quiero pensar que hubo premios que cayeron en su justo lugar.

Pero nada, ni desde los errores en el video/anuncio de los nominados donde Amy Adams fue nominada por unos segundos para después ser descartada, nos tenía preparados para lo que pasó al cierre de la entrega de premios. En un error completamente humano nos dejó ver uno de los más grandes errores tecnológicos, la instantaneidad de la que tanto presumimos en la actualidad dejó en ridículo a más de un “medio” o simple espectador con publicaciones desesperadas y arrebatadas acerca del supuesto gran ganador de la noche, pasaron unos segundos y los encargados de la academia nos recordaron que ellos son humanos, igual que nosotros y dieron a conocer la película victoriosa de la noche, pero quienes quedamos en evidencia fuimos nosotros.

Una simple noticia como esta se esparció como pólvora en la redes y todos ya lo daban por sentado, pero o sorpresa como dicen por ahí “Esto no se acaba hasta que se acaba”, ahora piensen lo que una noticia o declaración errónea por segundos, en otro rubro no en el espectáculo, podría generar, todo el daño que podría causar, quizá solo soy un fatalista, sin embargo, me gustaría decirle a esos instantáneos “La cosa es calmada”

Quizá este año nos tenga más sorpresas y espero que las vivamos juntos, pero…

Calmantes montes,
pájaros cantantes,
calicantos pintos.

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta