Por: Roberto Vásquez.

Desde su estreno con la Maldición del Perla Negra en 2003, Jerry Bruckheimer ha formado una saga de películas que curiosamente el protagonista no es Jonny Deep, sino la situación a su alrededor en cada película y los personajes (Villanos y héroes que iban formando la historia), pero curiosamente a Jack Sparrow no se le considera un protagonista en sí, sino, un personaje secundario que ha sabido mantener a flote el barco cinematográfico de Disney.

Se ha estrenado Piratas del Caribe 5: La Venganza de Salazar, una nueva entrega que nos deja con un sabor de boca a un coctel de camarón bien condimentado, bien hecho, con harto camarón o pulpo, pero a lo mejor no fue suficiente porque en lugar de servirte el vaso de globo, te dieron un vasito coctelero el más pequeñito y te quedaste con ganas de más. A eso añádele que sólo te dieron una galleta salada y para terminarte tu coctelito, requeriste buscar una tostada al menos, pero ni así.

Y es que así es Piratas del Caribe 5, una película que cuenta más de lo mismo, ya no es una historia que nos permita descubrir los acertijos o problemas que plantea desde un inicio; como lo hacía La Maldición del perla Negra, o su predecesora el Cofre del Hombre Muerto, o la emblemática conclusión de la trilogía: En el Fin Del Mundo. Es una película que presenta buenos efectos especiales, pero queda mucho a deber, extrañamos esas vueltas de tuerca que nos presentaba la trilogía original, pero hasta este momento tú me preguntarás “¿y por qué no mencionas la cuarta entrega, Navegando en aguas Misteriosas?” Y yo te responderé: “espérame tantito güero! ¿le muevo la panza? le ofrezco camarón, un paseo en lancha o un coco helado?”

La cuarta película de la saga nos presentaba una historia, trama y hasta personajes diferentes en la tan querida franquicia, y hasta la inclusión de Penélope Cruz como actriz principal nos cayó como una tormenta en el océano e hizo que el barco de Jack Sparrow se hundiera poco a poco a lo largo de los minutos que transcurría la película, y es ahí donde dijimos: “voy a dejar de ser pirata, mejor me convierto en un Vengador” porque en sí, la cuarta película forzada y sin carisma, hizo que la quinta actual no fuera recibida con tanta euforia como las tres anteriores.

Piratas del Caribe cuenta con el elenco acostumbrado de Jeoffrey Rush, Jhony Depp, Javier Bardem, Orlando Bloom, Keyra Knightley y con nuevos elementos como: Kaya Scodelario y Brenton Thwaites. Si eres Fan de los Beatles y observas cuidadosamente vas a reconocer a Paul McCartney, gritaras al igual que yo como colegiala cuando le dan un 10 en química.

La Venganza de Salazar se trata de eso: una venganza que un cazador, justiciero o cuasi erradicador de piratas español hace, y que fue atrapado en una maldición a vivir en las aguas eternamente, buscando a Jack Sparrow para que lo libere de la ya mencionada a través del desprendimiento de la brújula del pirata eternamente ebrio. Pero aquí hace la inclusión el hijo de Will Turner y una chica que más adelante descubrirán que es hija de un personaje de la saga, y que curiosamente ellos se convierten en los protagonistas de la aventura al buscar el tridente de Poseidón y así acabar con todas las maldiciones del mar.

Los efectos digitales son bien logrados, no al extremo como otras películas, pero la película cuenta con varias incoherencias muy pero muy visibles, y hasta dices en ciertas partes: “¡¡¡¡yaaaa!!!! ¡¡Se la prolongaron!!” Y en otras secuencias existen fallos de guion y de continuidad. Algo que cabe resaltar, es que esta película tiene su mayor tiempo en la oscuridad, nos privaron de paisajes llenos de sol y arena para sumergirnos en un mar oscuro y nocturno que en muchas veces te saca de onda porque Piratas Del Caribe tiene un elemento principal, el cual es el sol y lo vibrante de sus colores marinos, pero en esta ocasión se quisieron ir más por la oscuridad. Los chistes siguen siendo ñoños, burdos y algunos sin gracia, es el estilo que Disney tiene para Marvel, y en algunas ocasiones nos hacen levantar la ceja preguntándonos: “¿era necesario ese chiste tan infantil ahí?” Pero al final ese es el sello de la franquicia.

Si quieres divertirte con una película que resuelve todo con soluciones sacadas de la manga y por arte de magia, pasarla bien durante dos horas, comer harto nacho y palomitas, te recomiendo que veas Piratas Del Caribe 5: La Venganza de Salazar, pero si eres fan de la saga, y aun así no te gustó la cuarta entrega, pero tienes fe en la franquicia, te vas a quedar con un sabor de boca marisquero, te va a gustar, lo sabes.

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta