Por: Roberto Vásquez

Estoy enojado señores, ¡sí! ¡enojado! y tal vez sea un error dirigirme a ustedes de una manera en que no puedo controlar mi forma visceral, pero no encuentro las palabras y forma más sincera y correcta de reseñar y criticar una porquería de película como Geotormenta, así que trataré de ser suave y delicado para ser lo más objetivo posible.

 

Siempre vamos al cine con la disposición de pasar un buen rato, entretenernos, divertirnos o vivir un escape de la realidad durante dos horas. Así que cuando ves el tráiler de una película que trata sobre una tormenta global y destrucción masiva, adornada de grandes efectos especiales y una historia por lo menos entretenida, ya no tanto coherente, sino entretenida, quieres que esa película te cumpla… desafortunadamente este no es el caso.

 

Se me prometió una tormenta global y destrucción de ciudades; pero Geotormenta nos regala una historia absurda, malas actuaciones y ni una sola tormenta global, solo destrucciones en tres ciudades con pésimos efectos especiales y CGI.

 

Geotormenta, dirigida por Dean Devlin, no tiene ni pies ni cabeza, es una historia de sabotaje con drama, ciencia ficción, actuaciones absurdas y ninguna tormenta relevante, al contrario, destrucciones sin sentido y nada coherentes.

 

En el futuro cercano, (en donde el presidente de los Estados Unidos es un Latino, interpretado por Andy García) hay una corporación que construye un sistema de red mundial capaz de controlar el clima, cuyo sistema de mando principal se encuentra en la estación espacial internacional, Gerard Butler es el único científico en el mundo que fue capaz de construir tan avanzada tecnología, y es el único que conoce el sistema de redes que controla el clima mundial.

 

El clima es controlado y se pueden programar lluvias en desiertos, o desaparecer tormentas que sean catastróficas; pero comienza a surgir un problema, alguien está saboteando el satélite principal y comienzan a surgir tormentas en ciertas regiones del mundo, lo cual genera una amenaza global, ya que se cree que podría existir una geotormenta.

 

Al final hay un contador para que no ocurra la tan mencionada geotormenta y Gerad Butler salva el día, ¡Así es señores! ¡así merito es! Nunca vemos ni una amenaza destruir ciudades ni a la tan mencionada Geotormenta.

 

Eugenio Derbez nos regala una maravillosa interpretación de Ludovico Peluche ahora como científico en electrónica de la NASA, y no le creemos nada, es irrisorio, hasta cierto punto patético, hasta en la escena final donde pide que se le agradezca al mexicano de un modo oportunista con los tiempos actuales.

 

Al final, Geotormenta es una película aburrida llena de una hora cuarenta y cinco de espionaje, drama y desenvolvimiento de una historia repetida, el tiempo restante que son como 10 minutos, son efectos especiales muy, muy, muy malos.

 

Si quieres ir a ver esta película y pasártela bien, no lo vas a lograr, si te gusta el cine palomero que busca entretenerte, a lo mejor perderás tu dinero, pero igual y puedes pasártela bien. Geotormenta es una de esas películas de destrucción totalmente olvidable, lo malo, es que recaudó ya mucho dinero en taquilla, desafortunadamente dinero mexicano.

Opt In Image
Suscríbete a OaxacaNuestro
Y únete a más de 3,000 #OaxacaLovers

Te enviaremos semanalmente un resumen con los artículos destacados, las mejores promociones y los listados más recientes que agreguemos al sitio.

Lo mejor de todo, ¡es gratis!

Deja una Respuesta